VizyRed

El valor nutricional de la avena

La avena es uno de los cereales más consumidos a nivel mundial por su alto valor nutricional. Es rica en grasas omega-6 y omega-3, vitaminas del grupo B y vitamina E, hierro, zinc, fósforo y potasio. Este es un alimento de lenta absorción debido a los hidratos de carbono que lo componen. Y, su baja concentración de gluten lo hacen ideal para el consumo de personas intolerantes a esta proteína.

Se puede encontrar avena en copos, harina, salvado o leche de avena. Pixabay

La planta de avena tiene tallos erectos, llenos de nudos y pueden medir hasta un metro de altura. Sus hojas son lineales y ásperas. Las flores se disponen a manera de espigas de donde se extraen los granos de avena. Al procesarlos, se obtienen copos de avena, harina, salvado (fibra pura) o leche. También, en muchos países se usa en la preparación de whisky y cerveza.

A pesar de que no existe un horario definido para consumirla, los expertos en nutrición recomiendan hacerlo en el desayuno, porque es un alimento con alto contenido energético. Se puede consumir copos de avena con yogur, leche o frutas. También, existen barras energéticas o granola que mezclan avena con frutos secos, frutas deshidratadas y miel. De cualquier forma, ten por seguro que obtendrás todos los beneficios de este cereal.

Algunos beneficios de la avena

  • Aporte energético: los hidratos de carbono hacen de este cereal un alimento de lenta absorción. Debido a esto, proporciona una sensación de llenura por más tiempo, además de aportar constantemente de energía. También, previene el agotamiento mental, debido a la vitamina B1, calcio y alcaloides que contiene, si se la consume entre comidas.
  • Baja el colesterol y el azúcar: El betaglucano, una fibra soluble presente en la avena tienen un efecto regulador de colesterol en el organismo. Además, al ser un estimulante del páncreas, se recomienda su consumo a diabéticos no insulino-dependientes para estabilizar el azúcar en la sangre.
El consumo de avena puede aliviar malestares provocados por úlceras gástricas, gastritis o estreñimiento. Pixabay
  • Gran fuente de fibra: El valor nutricional de la avena también se encuentra en la fibra. Al consumirla, es posible aliviar malestares provocados por úlceras gástricas, gastritis, estreñimiento o diarrea. Facilita la digestión, regula el funcionamiento de los intestinos y la eliminación de desechos, previniendo el cáncer de colon.
  • Aliado para la piel: Debido a su textura, los copos y harina de avena son útiles para tratar algunas afecciones de la piel como psoriasis, eczema, urticaria, sarna, quemaduras de sol y acné.

Formas de uso de la avena

  • Para el ácido úrico: Hervir un puñado de paja de avena triturada, en un litro de agua, durante veinte minutos. Beber varias tazas durante el día.
  • Para efectos diuréticos: Hervir tres puñados de avena en un litro y medio de agua, hasta que el líquido se reduzca a un litro. Tomar la infusión durante el día. Para ayudar en la digestión, hervir 50g de avena pelada en un litro de agua. Filtrarlo y endulzarlo con miel. Beber varias tasas diarias.
  • Para el lumbago: Hervir dos puñados de harina de avena en un poco de vinagre. Colocar esta pasta en una gasa y aplicarlo en la zona afectada. Estas compresas también pueden ser utilizadas en casos de dolores reumáticos o artríticos.
  • Para la piel: Prepara una mascarilla de avena con miel para exfoliar delicadamente la piel. Se puede utilizar limón para beneficios aclarantes o yogur natural para hidratación. Para brotes por varicela, preparar un hervido de avena y ducharse con ella, esto ayudará a calmar la comezón.
  • Aporte nutricional: Por recomendación de los expertos, es mejor consumir avena en el desayuno.
La avena también trae beneficios al exterior del cuerpo. Pixabay

Te puede interesar

Avena en tu desayuno

Puedes preparar un desayuno integral con avena. Pixabay

Desayuno integral

Para recibir todo el valor nutricional de la avena, solo necesitas mezclar los siguientes alimentos:

  • 1 puñado de frutos secos o semillas (nueces, almendras, avellanas, semillas de girasol o sésamo)
  • 1 puñado de avena
  • 1 o 2 frutas de estación, no cítricas (manzana, durazno, plátano)
  • 1 yogur natural o queso blanco
  • Miel de abeja
  • Opcional: 1 cucharada de salvado de avena
La granola puede ser acompañada de yogur o leche. Granola

Granola

Para prepararla solo necesitas:

  • 6 tazas de avena en copos
  • 2 tazas de germen de trigo
  • 1/2 de taza de almendras o maní picado
  • 1 taza y media de miel
  • 1/4 de taza de aceite de girasol
  • Ralladura de limón
  • 1/2 taza de agua
  • 1/3 de taza de coco rallado
  • Pasas

Preparación:

  1. Unir los ingredientes secos. Aparte licuar los ingredientes líquidos.
  2. Mezclar todo hasta obtener una pasta homogénea.
  3. Cocinar en horno durante 1 hora aproximadamente, revolviendo cada cierto tiempo.
  4. Dejar enfriar y agregar pasas

La granola puede consumirse sola o acompañada de leche, yogur o como topping para ensaladas y picadas de frutas.

Joselyn Vilatuña Narváez

Comunicadora Social, apasionada de las letras y la producción audiovisual. Mi trabajo refleja el amor a mi familia, mi profesión y a mi tierra. Sigue leyéndome en VizyRed, no te arrepentirás.

Agregar comentario