VizyRed
corazón

Diseñan corazón humano artificial con impresión 3D

Ante la escasez de donantes de órganos, algunas empresas especializadas en biotecnología han comenzado con el desarrollo de un corazón artificial. Éstos deberían imitar al órgano humano en el cien por ciento de sus funciones. Según la página oficial de Biolife4D, la empresa detrás de la impresión de órganos artificiales, el corazón con cavidades, ventrículos y demás componentes se ha generado con éxito. Aunque el tamaño del órgano es relativamente pequeño, el prototipo ha servido como primera esperanza para la medicina.

El órgano se creó a partir de biomateriales humanos. El proceso de impresión 3D se realizó a base de capas, dejando una pequeña cubierta para el órgano. Gracias a un biorreactor, aparato que imita condiciones del cuerpo humano, el órgano ha fusionado sus células con el tejido. Aunque no se trata del primero corazón artificial producido, pretende ser utilizado para pruebas de cardiotoxicidad. Estudios que determinan cómo los medicamentos pueden dañar los músculos del corazón.

La empresa Biolife4D todavía no ha puesto fechas para estas etapas previas a las funcionales. A pesar de esto, el corazón artificial parece estar lejos de ser un candidato para trasplantes. Sin embargo, en caso de éxito, los órganos podrían utilizarse para pacientes con peligrosas enfermedades cardiacas.

Corazón artificial. Biolife4D

El problema de la obtención del tejido cardiaco

La empresa Biolife4D ya había conseguido imprimir tejido cardiaco en 2018. La dificultad de obtención de materiales es uno de los principales problemas para la producción masiva. Este tipo de impresiones 3D se realizaron a partir de cardiomicitos, obtenidos a partir de un paciente. El proceso necesitaría de la reprogramación de los glóbulos blancos para convertirlos en células madres pluripotentes. En pocas palabras, células capaces de especializarse en funciones como las realizadas por las cardiacas.

Los pequeños avances en estos procesos son significantes para la humanidad. Se espera que en un futuro, se puedan desarrollar otro tipo de órganos.

Andrés Vilatuña Narváez

Estudiante de Matemática, comprometido con la investigación científica. Me apasionan las nuevas tendencias tecnológicas. Escribo e informo mientras me tomo un café.

Agregar comentario