VizyRed

El éxito del «polvo de arvejas» y su cambio para la industria alimenticia

Tyler Lorenzen, exjugador de los New Orleans Saints y atleta profesional, creó en 2013 su propia proteína de arvejas. Lorenzen creó el producto en Puris, el negocio de su familia. Inicialmente, la idea de Tyler no fue vista con total agrado ante las personas que no gustan de los guisantes. Sin embargo, el «polvo de arvejas» se posicionó como el más consumido por los amantes de las alternativas a los lácteos y la soja. Ahora, la industria alimentaria se ha revolucionado con esta nueva proteína.

Tyler Lorenzen creó en 2013 su propia proteína de arvejas. Puris

El adiós a la soja

La industria alimentaria experimentó su primera revolución con la sustitución de la carne por derivados de la soja. Después, vendría la producción de leche de soja como alternativa a la leche de origen animal. El valor nutricional de la soja radica en su proteína que se usa en hamburguesas o diversos productos de panadería. Además, esta legumbre empezó a usarse como ingrediente principal en la producción de miso y tofu.

Sin embargo, la época dorada de la soja acabó por ciertas razones. La primera es la alergia alimentaria a esta legumbre. Quienes la padecen sufren de reacciones como diarrea, dolores de estómago o molestias respiratorias. También, se comprobó que varias cargas de proteína de soja provenían de cultivos genéticamente modificados. De los cuales, no se tiene la certeza de que sean totalmente seguros para el consumo humano. Y para terminar, apareció el hexano, un solvente derivado del petróleo. Ese componente es utilizado para extraer la proteína de la soja y producir aceite. Y, aunque las industrias han declarado que el químico es eliminado antes de que los productos lleguen al mercado, este fue un factor clave para que varias personas decidieran dejar de consumir la legumbre.

El polvo de arvejas, una nueva alternativa

Las nuevas tendencias en formas de vida han traído nuevas alternativas como leche de almendras en reemplazo de la soja. Sin embargo, en el mercado empezó a posicionarse el «polvo de arvejas» como la mejor alternativa. El producto posee dos ventajas, es fácil de cosechar y no necesita químicos para su producción. Las plantaciones de legumbres como guisantes, frijoles, lentejas y arvejas se realizan en suelos relativamente secos. Mientras se están desarrollando, las legumbres transfieren nitrógeno al suelo, haciéndolo más fértil e idóneo para otras variedades de plantas.

Desde el «polvo de arvejas» se desarrollan productos como cereal, leche, yogur. Puris

La demanda inicial del «polvo de arveja» fue para su uso como suplemento para batidos nutricionales. Con el tiempo, las industrias incorporaron la proteína para la producción de carne a base de plantas, yogures o quesos. Debido al boom de esta nueva alternativa, este 2019, el negocio de la familia de Tyler Lorenzen, Puris, recibió una inversión de $75 millones por parte de Cargill, una de las empresas más grandes dentro de la industria alimentaria estadounidense. Esto representaría un aumento en la producción de proteína de arveja.

Joselyn Vilatuña Narváez

Comunicadora Social, apasionada de las letras y la producción audiovisual. Mi trabajo refleja el amor a mi familia, mi profesión y a mi tierra. Sigue leyéndome en VizyRed, no te arrepentirás.

Agregar comentario