VizyRed
asteroide vesta

Un 60% de agua de la Tierra proviene del espacio exterior

Los meteoritos son cuerpos espaciales que entran en la atmósfera de la Tierra a gran velocidad. Sin embargo, a pesar de desintegrase a causa del aumento de temperatura y presión, llegan a la superficie dejando rastro de colisión. Para el mundo de la ciencia, son bastante atractivos, ya que podrían darnos respuestas sobre el origen de la vida.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Tubinga revelaron que al rededor del 60% del agua de la Tierra proviene de meteoritos que vagan por el sistema solar. Los científicos midieron los isótopos de rocas formadas por procesos tectónicos del manto terrestre. Las firmas isotópicas de estas rocas y de algunos tipos de meteoritos, muestran el origen del selenio y grandes cantidades de agua. No obstante, también traerían elementos esenciales para el desarrollo de la vida, como el carbono. Un isótopo es un átomo que pertenece a un mismo elemento químico pero con distinta masa atómica.

Según estudios previos, no debería existir selenio en el manto de la Tierra. Recordemos que el núcleo de nuestro planeta es rico en hierro. El selenio debería haberse agregado después de la formación del núcleo. Según las teorías geológicas, esto sucedería en la última etapa de formación del planeta; momento en el cual comenzaban a surgir las placas tectónicas. En tiempos aproximados hace 4.500 y 3.900 millones de años (la Tierra todavía pasaba por procesos violentos, con una atmósfera primitiva).

Si bien es cierto, no es la primera vez que tenemos indicios sobre el origen del agua en la Tierra. Desde el 2005 hasta el presente año se han conseguido muestras que indican la existencia de agua en muchos cuerpos espaciales. Uno de los más famosos es el asteroide Itokawa, el cual contendría el doble de agua de nuestros océanos. Al principio se creía que el agua provenía de meteoritos del sistema solar interno, no obstante, la prueba de los isótopos muestra que podrían venir de cuerpos ubicados más allá del cinturón de asteroides. Es decir, cercanos a Saturno, Urano y Neptuno.

Asteroide Itokawa

Además, nuestro planeta recibe más de 100 toneladas diarias de materia desde el espacio exterior. Estas partículas son resultados de supernovas ubicadas a miles de años luz. Para quienes desconocen este término, son explosiones de estrellas colosales.

Estos hallazgos podrían contribuir a la comprensión del origen de la vida. Asimismo, nos dejan inquietudes sobre la posibilidad de existencia en otros lugares del espacio.

Andrés Vilatuña Narváez

Estudiante de Matemática, comprometido con la investigación científica. Me apasionan las nuevas tendencias tecnológicas. Escribo e informo mientras me tomo un café.

Agregar comentario