VizyRed

El hallazgo de un cráneo de 3.8 millones de años hace dudar a la comunidad científica

Desde el descubrimiento de sus restos, Lucy fue ubicada como el antepasado más antiguo de los seres humanos. Pero, el pasado 28 de agosto esta teoría fue puesta en duda por el hallazgo de un cráneo de 3.8 millones de años. El nuevo descubrimiento ha brindado nueva información sobre los ancestros de los humanos, además de expectativa en la comunidad científica.

El fósil fue encontrado en Etiopía, en la localidad de Miro Dora, y fue designado con la sigla MRD. Según los expertos, la coincidencia en antigüedad y ubicación de los restos de Lucy (Australopithecus afarensis) y MRD (Australopithecus anamensis), demostraría la coexistencia de sus especies por aproximadamente 100 000 años. Por tanto, este hallazgo sugiere la posibilidad de múltiples rutas evolutivas para el ser humano, contradiciendo a la teoría de la evolución filética. Esta teoría propone una evolución lineal, es decir, a partir de un ancestro solo existe una especie descendiente. Por tanto, la conclusión que se manejaba es que el afarensis era una evolución de anamensis.

(Dale Omori / AP)

Los restos de MRD

La primera parte del cráneo fue localizada en 2016 y correspondía a la mandíbula superior. Los restos de MRD muestran un cráneo pequeño con gran mandíbula y dientes. Las pruebas realizadas a rocas volcánicas de alrededor determinaron que la pieza tenía 3.8 millones de años. También se reconstruyó el paisaje en el que vivió el anamensis, indicando a un hombre adulto que vivió cerca de un río.

La ubicación de fósiles de esta especie es complicada debido a su antigüedad ya que se calcula que vivieron hace 4 millones de años. Según Lluís Gibert, firmante de uno de los textos publicados, el cráneo de MRD desembocó en el delta de un lago. Los sedimentos del lugar cubrieron la pieza, lo que favoreció su gran conservación.

MRD y Lucy

El primer esqueleto de afarensis fue descubierto en 1974. Fue apodada Lucy por la canción Lucy in the Sky With Diamonds de The Beatles que sonaba al momento del hallazgo. Fue nombrada como el primer simio que caminó.

El hallazgo del cráneo de MRD sitúa a Lucy más atrás en el tiempo de lo que se creía. Se especula que un grupo de anamensis se situó en la región donde habitaba la especie de Lucy. Coexistieron y después de un tiempo, los anamensis desaparecieron porque lograron adaptarse a sus nuevas condiciones ambientales.

Las brechas de la evolución

El profesor Yohannes Haile-Selassie, quien halló el cráneo de MRD, indica que este hallazgo pone en duda que Lucy sea el ancestro directo de los humanos. La coexistencia de MRD y Lucy abre la posibilidad de que otras especies de homínidos también estuvieran presentes. Se conoce que la línea evolutiva humana aún posee brechas donde van los famosos eslabones perdidos. Por tanto, todavía es temprano para hacer afirmaciones sobre nuestros antepasados.


Apóyame con un café

Joselyn Vilatuña Narváez

Comunicadora Social, apasionada de las letras y la producción audiovisual. Mi trabajo refleja el amor a mi familia, mi profesión y a mi tierra. Sigue leyéndome en VizyRed, no te arrepentirás.

Agregar comentario